Wednesday, November 7, 2012

La belleza inútil

Que bonitos son tus ojos, aunque no me miren. La sangre de tus venas que no viven para mi. Que bonitas luces de la quinta ciudad mas grande del mundo, que me separan de ti. Que miserable es recordar la dicha de lo que no sucedió. Que tranquilo es saber qué estamos sólos en este mismo instante. Que bonito es recordar todo esto, aunque de nada me sirva, pensar en ti  ..

Saturday, September 15, 2012

La prohibición de sentir

Ella quiere que ya no sienta nada, nada más que las palabras hipócritas. Nada más que la sonrisas sin boca. Me dicen sus ojos que la olvide. Pero voy sintiendo sin ella y sin mi. Sin gracia alegre. Porque sentir esta fuera de cualquier buena intención que se escape de mi voluntad o del recelo de mi voz, o de la empatía de mis lagrimas. Sentir está demás porque cada razonamiento es una inútil esperanza de que vuelva ...

Monday, July 23, 2012

El bicho


Era un bicho, un animal rastrero que se me pegaba en la piel, en la carne más sensible, en las entrañas, invadía como el humo mis pulmones, se apropiaba del espacio entre mis muslos, tomaba todo el principio y todo el final, era menos que una sombra, era intocable, era lo que las personas sin miedo  llaman 'amor'.

Tuesday, July 17, 2012

Soledad sípida

Mi cuerpo acepto aquel crujido doloroso que sentí al verla vivir, bailando sola, sin mi.
Viviendo sola, con alguien, sin mi. 
Pensando que conmigo era feliz, ignorando que yo ya no estaba en ella. 
Mi cuerpo acepto que vive en ella y recordé que la soledad me alcanzará pronto. 
Y en ese día, hasta el dolor molesto de vivir juntos sabiendo que vive sin mi, me hara falta para vivir sin ella ... en mi.

Tuesday, May 8, 2012

Hikikomori

No llames a la puerta porque arde en silencio. No llames a este cuerpo. No cuelgues tus flores sobre mis ramos secos. No mires mis piernas que temen correr. No juzgues mis manos que quieren arrancarse la piel. No toques mis dedos que quieren rascar y morder hasta donde no quede nada más que rascar, que quitar o que morder. No entres ahora, conciencia, que está la soledad desnuda apropósito, sin pudor, pero sin la intención de un libido vulgar. Despacio en la piel, sin deseos de la carne, queriendo ser nadie, en estas paredes que guardan un cuento que está perdido y sigue echándose a perder para cuando el tiempo sonriente le pasa encima. Sabe mucho, lo sabe todo. Pero es peligroso robarle un suspiro a esta soledad a veces tan cómoda.

Monday, January 9, 2012

Un final infeliz

¿Cómo iba a saber que te perdería? ¿Cómo pueden las plantas silvestres pronosticar el invierno en plena primavera?.

Veo las hojas escurrirse el llanto. Me tocas con un lenguaje extraño y derrumbas todo con la intensión del más sencillo de tus gestos. Ya aborrezco tu piel que me amarga la boca. Soy muda de tantas y tantas palabras que no acaban de explicarte nada.

A través del conveniente estupor del pigmento marginado de sombras te veo nadar entre mis piernas, enredarte entre mis manos, abrazar mi mirada con tus dedos en mis párpados.
Pero aún más valiente es cuando tú caminas por la orilla del mundo multicolor, allá afuera, donde todo se transcribe, dimensional y barato.

Apuesto a que ya no te importa mi silencio. Apuesto que tus palabras se quedan acorraladas en tu garganta. Apuesto que ya no me amas. Apuesto que ya no me hieres, ni por accidente.

Déjame salir de tus manos que más que tocarme doblan sus garras.
Buitre vestido de un tierno faisán. Déjame volar ....